Podología Geriátrica

Clínica de Podoloxía Descalza

A lo largo de nuestra vida nuestros pies han ido soportando el peso de nuestro cuerpo, han estado expuestos a un calzado, en muchas ocasiones, inadecuado y no adaptado a nuestros pies y como consecuencia han ido sufriendo ciertas modificaciones estructurales que han provocado una serie de patologías en el pie.

En el pie de las personas mayores solemos encontrar una falta de tejido adiposo y una mayor deshidratación de la piel. Esto unido a las modificaciones estructurales que se producen y a que en un gran número de pacientes están presentes enfermedades crónicas, hace que se agrave la salud del pie y sea más susceptible de padecer lesiones.

Es por esto que en la tercera edad el pie es más vulnerable y necesita de revisiones podológicas periódicas para mantener una buena salud podal.